Parque Nacional del Gran Cañón: destacan que Biden protegió los recursos naturales y el agua en Arizona al frenar explotación minera

La directora ejecutiva de HECHO, Camilla Simon, junto a la portavoz de la organización, Daniela Zavala, durante el acto de designación como Monumento Nacional a tierras del Gran Cañón (Foto: cortesía D. Zavala).

La reciente visita del presidente Joe Biden a Arizona para designar como Monumento Nacional a casi un millón de acres alrededor del Gran Cañón frenó la explotación de 598 concesiones mineras que estaban activas y, por eso mismo, representa una protección de los recursos naturales, las actividades recreativas, el valor cultural e histórico de la zona y el suministro de agua ante la escasez existente en el estado.

Así lo afirmó Daniela Zavala, directora de comunicaciones de la organización HECHO (Hispanics Enjoying Camping, Hunting, and the Outdoors), quien afirmó que la medida de la Administración Biden “es una victoria para las tribus (por sus tierras ancestrales), los arizonenses y todos aquellos que aman, aprecian y disfrutan de este paisaje único de Arizona y a los que les preocupa la conservación”. “Es importante porque el Gran Cañón tiene un valor cultural, histórico, ecológico, recreativo y económico incomparable”, afirmó en La Hora del Cafecito☕, el programa de radio de Conecta Arizona.

Según la portavoz de HECHO, esta protección “garantiza que futuras generaciones puedan continuar disfrutando del senderismo, de acampar, la caza, el rafting y otras actividades recreativas” y además “salvaguarda los suministros de agua vitales para la vida silvestre y la comunidad”, ya que “no vale la pena poner en riesgo” los recursos naturales y el agua por la extracción de uranio, en un contexto además en el que la Administración Biden impulsa una transición de la economía estadounidense hacia las energías limpias.

Días atrás, otra organización en defensa del medio ambiente, Climate Power, expresó también su respaldo a la decisión tomada el 9 de agosto último por la Administración demócrata en el Parque Nacional del Gran Cañón, cuando el presidente Biden -mediante la designación de Monumento Nacional- protegió a esas tierras tribales de explotaciones mineras.

Joe Biden, el 9 de agosto, en el Parque Nacional Gran Cañón, junto a autoridades locales, legisladores y representantes de comunidades indígenas (Foto: @POTUS en X).

“¿Realmente vale la pena poner en riesgo semejante belleza natural y nuestra agua, cuando estamos a tres décadas de una sequía sin precedentes, por una cantidad mínima de uranio que puedes conseguir en otros lugares? Si vamos a hacer una transición a energía verde para proteger el medio ambiente no podemos destruirlo en el proceso. Hay lugares donde se pueden extraer los minerales que necesitamos sin destruir una de las siete maravillas naturales del mundo”, señaló Zavala.

“Las autoridades locales tienen que tomar acción para proteger nuestros recursos naturales, porque agua es vida. Como organización no nos oponemos a la extracción de minerales ni a la minería, pero sí abogamos para que se haga de manera responsable y en lugares que no sean ecológicamente frágiles, y donde no se violen los derechos de las comunidades”, agregó la representante de HECHO, entrevistada por Maritza L. Félix, directora y fundadora de Conecta Arizona.

La organización HECHO (Hispanics Enjoying Camping, Hunting, and the Outdoors) impulsa el cuidado del medio ambiente en el Parque Nacional del Gran Cañón.

🎙️ El presidente Biden viajó a Arizona en una gira que hizo por algunos estados fronterizos con una agenda de temas que fueron prioritarios para su Administración, que tienen que ver con el cambio climático, la vida silvestre, el medio ambiente, iniciativas que intentan poner a Estados Unidos en un camino que no solamente sea sostenible económicamente sino también en el medio ambiente. Hubo muchas opiniones encontradas, sobre la agenda de designar como Monumento Nacional al Gran Cañón como un territorio que para algunos protegería tierras sagradas de las tribus y que para otros pondría en jaque los planes de minería que podrían ayudar a abastecer también la misma agenda ambientalista de Biden. ¿Qué opinas?

“Tuve la oportunidad de estar en el evento donde se hizo la designación de Monumento Nacional del Gran Cañon, que es una victoria para las tribus, los arizonenses y para todos aquellos que aman, aprecian y disfrutan de este paisaje único de Arizona, y también para aquellos a los que les preocupa la conservación. Como arizonense, te confieso que no fue sino hasta el año pasado, cuando comencé a trabajar con HECHO, que (asumí que) esta maravilla natural del mundo estaba en riesgo. Esta protección que se les acaba de dar a las tierras alrededor del Gran Cañón es importante porque había 598 concesiones mineras activas; esta protección las elimina. Este monumento cubre cerca de un millón de acres de tierras públicas alrededor del Parque Nacional, y es importante porque el Gran Cañón tiene un valor cultural, histórico, ecológico, recreativo y económico incomparable. Esta designación honra las tierras ancestrales de las tribus, protege sitios culturales. Yo voy con frecuencia al Gran Cañón a cruzarlo de su lado Norte a lado Sur y esa protección garantiza que futuras generaciones puedan continuar disfrutando del senderismo, de acampar, la caza, el rafting, otras actividades recreativas; por último, pero no menos importante, salvaguarda los suministros de agua vitales para la vida silvestre y la comunidad. Quizás muchas personas no lo piensan, pero el río Colorado recorre 277 millas a través del Parque Nacional del Gran Cañón y la extracción de uranio alrededor de esta preciada área amenaza esta fuente natural que es crítica para 40 millones de personas. Y, si bien es cierto que necesitamos hacer esa transición a energía limpia, la realidad es que dicen ‘sí, necesitamos ese uranio’. La calidad del uranio que está en esa área alrededor del Gran Cañón es alta, pero es mínima. Entonces, ¿realmente vale la pena poner en riesgo semejante belleza natural y nuestra agua, cuando estamos a tres décadas de una sequía sin precedentes, por una cantidad mínima de uranio que puedes conseguir en otros lugares? Ese es también el argumento que tenemos muchas organizaciones que hemos estado abogando durante años por esta protección”.

El Parque Nacional del Gran Cañón, en la conservación del medio ambiente, es clave para el suministro del agua, un bien escaso en Arizona (Foto: cortesía Daniela Zavala).

🎙️ ¿Qué implica una designación de este tipo en estas áreas naturales, silvestres? ¿Qué se puede hacer y qué no? ¿Qué cambia a lo que conocemos normalmente? Sabemos que el Gran Cañón ya es un Parque Nacional, pero con esta designación del monumento en estas áreas que son de las comunidades indígenas y tribales, ¿qué cambia y por qué es tan importante buscar este respaldo oficial?

“El Parque Nacional como tal no cambia, sigue siendo un Parque Nacional y tiene protecciones de un Parque Nacional. Lo que hizo esta designación es proteger a ese cerca de millón de acres alrededor del Parque Nacional, que necesitaban protegerse para proteger el Parque en sí. Esto hace que las 598 concesiones mineras activas ya no pueden tomar pie, es decir se eliminaron. Entonces, lo que hace es proteger todas estas áreas para que no haya extracción o explotación de estas tierras, para proteger el ecosistema, el agua, la vida silvestre. Una de las cosas que también nos afecta como latinos es la industria del turismo en Arizona, que en el norte del estado está muy basada en las actividades recreativas alrededor del Gran Cañón. Y es una realidad que la mayoría de los trabajos en ese sector de servicios es un alto porcentaje de trabajadores latinos. Hay muchísimas cosas que estaban en riesgo: el Parque nacional como tal, que es una maravilla del mundo; el agua, que es vital para todos los arizonenses, pero también la parte económica. Muchas cosas ahora se van a poder proteger, y muchas personas van a poder hacer más actividades recreativas en esa área del Monumento Nacional que fue designada”.

El equipo de HECHO en el Parque Nacional del Gran Cañón (Foto: cortesía D. Zavala).

🎙️ He estado escuchando las coberturas mediáticas durante la última semana, viendo cuál es el trasfondo de esto. Recordemos que estamos en periodo electoral y lo que le han destacado muchos a Biden es su intento de empezar a cambiar el rumbo de este barco y poner en la mesa estos temas que no habían sido prioritarios en otras Administraciones, pero también habla justamente de eso, de la minería, que sería un recurso natural muy importante y necesario para seguir construyendo tecnología que sea amigable con el medio ambiente. Los expertos dijeron que sería como darse un balazo en el propio pie. ¿Qué opinas al respecto?

“Te voy a citar a un minero hispano de Arizona: ‘No podemos tratar de convertirnos en una economía verde, en un país verde, si tratamos de destruir el medio ambiente para conseguir esos minerales que nos ayuden a hacer esa transición. No tiene sentido’. Y eso es lo que hay que buscar. Si vamos a hacer una transición a energía verde, a una economía verde, para proteger el medio ambiente no podemos destruirla en el proceso. Hay lugares donde se pueden extraer los minerales que necesitamos sin destruir una de las siete maravillas naturales del mundo. No vale la pena. No vale la pena en una región como el suroeste de Estados Unidos poner en riesgo el agua del río Colorado por una cantidad mínima de uranio que podemos conseguir en otro lugar. Te voy a poner otro ejemplo. Mientras en Arizona estamos enfrentando una sequía sin precedentes, Resolution Copper, una gigantesca empresa minera extranjera, quiere desarrollar una controversial mina a 60 millas al este de Phoenix, cerca de Superior, que va a costar 250 mil millones de galones de agua en 40 años. Eso es suficiente agua para 140 mil personas en el mismo periodo. Ni te cuento todas las cosas adicionales que pueden pasar en esta área si se lleva a cabo esta mina. Hay una mina, la de San Miguel, que ya se ha utilizado antes y donde hay mucho cobre que se puede explotar. Pero esta compañía minera extranjera quiere hacerlo en este lugar, que además es también una tierra sagrada para las tribus. Entonces, hay alternativa, hay que buscar un balance. Es verdad, tenemos que hacer esta transición a energía limpia pero no puede ser posible que sea a costa precisamente del medio ambiente que estamos tratando de proteger y de los derechos de las comunidades indígenas”.

Daniela Zavala, de HECHO, en el Gran Cañón. «Las autoridades tienen que tomar acción para proteger nuestros recursos naturales», afirmó (Foto: cortesía D. Zavala).

🎙️ ¿Entonces qué nos falta? Porque estoy viendo que ponemos este tema en la agenda nacional y a nivel federal se habla mucho de este tema. ¿En lo local cómo vamos? Creo que la Legislatura de Arizona no ha sido todavía tan amigable con tratar de cambiar el rumbo de este barco, ¿no?

“Hace casi 9 años vivo acá y no sabía que la industria minera no tenía restricciones para el uso del agua. ¿Cómo es posible que no tengan restricciones para el uso del agua, sobre todo en un estado que está ya a casi tres décadas de una sequía sin precedentes y donde los niveles de agua han estado en niveles críticos y se están tomando medidas, pero la amenaza está allí? Las autoridades locales tienen que tomar acción para proteger nuestros recursos naturales, porque agua es vida. Como organización no nos oponemos a la extracción de minerales ni a la minería, pero sí abogamos para que se haga de manera responsable y en lugares que no sean ecológicamente frágiles, y donde no se violen los derechos de las comunidades. 73% de los residentes de Superior son latinos: si la mina de Resolution Copper se lleva a cabo, el agua de nuestra gente, de nuestra comunidad hispana en Superior va a ser agotada y la que quede va a ser contaminada. ¿A dónde van a ir? Si queremos hacer las cosas bien hay que educar a nuestra comunidad, porque a veces la comunidad piensa ‘hay trabajo, trabajo’. El trabajo puede durar un año, una década, y ¿qué pasa después? Por eso es muy importante que nos eduquemos y tratemos de hacer todo lo posible para proteger los recursos naturales, de los que depende nuestra supervivencia. El agua es vital en el desierto”.


✍️ Sobre este tema, puedes leer la opinión de nuestra directora Maritza L. Félix, en su columna #Cruzando Líneas, aquí.

Conecta Arizona fue fundado por Maritza L. Félix en Phoenix, Arizona, el 11 de mayo de 2020. Directora: Maritza L. Félix.

Queremos que Conecta Arizona sea ese lugar en donde podamos darle un espacio, un eco y amplificar tus historias.

Plumas invitadas de Conecta Arizona

Autores

This site uses cookies to provide you with a great user experience. By continuing to use this website, you consent to the use of cookies in accordance with our privacy policy.

Scroll al inicio